La Propiedad

Propiedad de Arínzano ocupa un valle formado por las últimas estribaciones de los Pirineos, y como todas las grandes zonas vitícolas del mundo, es dividido por las tortuosas aguas del río Ega, que riega el corazón de la propiedad y posibilita un microclima único.

Ver más

Los exclusivos microclimas crean un ambiente singular para el cultivo de la vid. De las 355 hectáreas de la propiedad, 128 están dedicadas al cultivo de viñedos de Pago.

CLIMA

Significativa influencia atlántica, con una elevada variación entre las temperaturas diurna-nocturna en verano, al mismo tiempo que el río Ega modera las temperaturas.

Ver más

Desde el Atlántico y a través del cañón formado por las Sierras de Urbasa y Andía, el Cierzo (corriente de aire proveniente del Cantábrico) es atraído hacia nuestra propiedad, debido la diferencia de temperaturas en la corriente del río Ega, lo que provoca que limpie de humedad así cómo modere la temperatura en invierno y la refresque en verano, facilitando la lenta maduración de las uvas en nuestra propiedad (especialmente Chardonnay y Tempranillo), logrando una maduración fenólica óptima en el momento de la vendimia.

LA TIERRA

Las 128 hectáreas de viñedos de Arínzano, en los que predomina el Tempranillo y el Chardonnay se localizan en un área de geología compleja, mostrando cada parcela unas características diferenciales. Esto proporciona diferentes posibilidades y combinaciones de parcelas con distintos suelos, altitudes, etc. que nos posibilita la elaboración de vinos muy complejos y de muy alta calidad.

Ver más

Los suelos de los viñedos son de origen, en su mayoría, terciario, con proporciones variables de limos, margas, arcilla y degradación de roca calizo-calcárea. El suelo con poca profundidad hasta llegar a la roca madre (máx, 30-40 cm), obliga a nuestras plantas a extender sus raíces en busca de agua y nutrientes, lo que hace posible una uva algo más pequeña, pero con una excelente concentración y calidad.

Una cobertura vegetal natural y un excelente sistema de drenaje, evitan la pérdida del suelo en época de lluvias.

mapa Arínzano